Si quieres dejar de ser empleado y convertirte en un emprendedor distingue los “procesos” de los “objetivos”

Una de las más graves trabas mentables que tienen las personas que son empleados y que quieren convertirse en emprendedores es el no saber distinguir los “procesos” de los “objetivos”.

Es muy usual escuchar de muchos empleados el decir que ellos hacen bien su trabajo y que por ende deberían de ser mejor considerados dentro de la empresa.

Lo cierto es que cuando una empresa contrata a un trabajador da por sentado que hará un buen trabajo o sino no lo hubiera contratado. El que un trabajador o empleado haga bien su trabajo no es por ello ningún valor agregado o distintivo y eso es algo que todo emprendedor siempre lo tiene muy claro y que el empleado o trabajador lo debe de aprender si quiere dar el salto de su negocio propio.

Si yo me dedido por ejemplo a fabricar camisas, se da por sentado que el “proceso” de confeccionar la camisa será bien hecho pero ese “proceso¨ no es de manera alguna el “objetivo” del emprendedor. El “objetivo” del emprendedor serán el vender y ganar dinero con dichas camisas.

De nada sirve por ello que la camisa sea la mejor del mundo si es que el emprededor no cumple con el “objetivo” de venderla que siempre será su principal objetivo al desarrollar una idea de negocios dado que solo vendiendo se podrá ganar dinero.

Si como empleado eres el mejor confeccionista de camisas, eso no te será suficiente para ser exitoso como emprendedor dado que ello significará que sabrás y cumplirás con el “proceso”. Además deberás de aprender a cumplir el “objetivo” de vender si es que mañana no quieres que tu negocio fracase.

Advierte que esta distinción te puede ser de gran ayuda también si es que quieres pedir un aumento de sueldo y seguir siendo un empleado dado que cuando negocies tu aumento de sueldo le deberás de decir a tu jefe no solo que has hecho un buen trabajo sino que ese buen trabajo ayudó de tal o cual manera a cumplir los objetivos de la empresa y a que esta gane más dinero.

Diseñar una oficina exterior en tu jardín para trabajar con menos stress y ser más productivo

Una de las cosas más detestables que existen de trabajar en una oficina son los espacios reducidos.

Algunas empresas la verdad que llegan a extremos casi infrahumanos cuando organizan las oficinas en cubículos como si sus empleados fueran ratas de laboratorio, enjaulados y sin ninguna privacidad.

Una de las grandes ventajas de tener tu negocio propio es que finalmente puedes organizar tu espacio de trabajo como tú quieres aprovechando cualquier espacio que te garantice trabajar con confort para así ser más productivo incluso si trabajas desde tu casa. Al respecto te recomiendo leer Cómo decorar o diseñar mi oficina o espacio de trabajo, use el Feng Shui y sea más productivo.

Resulta interesante por eso compartir con ustedes un diseño de oficina que encontré en HGTV en donde un pequeño jardín exterior de una casa ha sido convertido en una practica oficina que de solo mirarla inspira trabajar allí. Evidentemente la oficina será usada solo en los meses de verano o cuando haga fresco.

Miren las fotos de dicho jardín antes y después de su remodelación:

ideas de negocios

ideas de negocios

En verdad interesante propuesta para reinventar nuestro espacio de trabajo y convertirlo en un espacio lleno de naturaleza y vida para desarrollar y hacer realidad nuestras ideas de negocios.

Pueden visitar el sitio de HGTV y leer sobre esta remodelación haciendo click aquí en este link

Una de las grandes mentiras de tener una negocio propio: no vas a tener jefe sino que tú serás tu propio jefe

Siempre que uno ve propagandas que te quieren vender un producto para que inicies tu propio negocio, te tratan de convencer con el supuesto hecho que una de las ventajas de tener tu propio negocio será que ya no tendrás ningún jefe.

Para mi esa aseveración es una de las grandes mentiras o falsedades que existen alrededor de los negocios. La verdad es que cuando tienes tu propio negocio tu dejas de tener un jefe para tener varios jefes a la vez.

Esos jefes serán cada uno de tus clientes y cada uno de los inversionistas que invirtieron dinero en tu negocio y el éxito de tu negocio dependerá mucho de la buena relación que tengas con tus nuevos jefes que algunas veces serán mucho más tiranos que cuando trabajabas para otro.

Obviamente que el tener tu negocio propio tiene la gran ventaja que tú puedes cambiar de clientes e inversionistas aunque siempre tratarás de evitar cambiarlos sino que tu objetivo casi siempre será conservarlos y hacer que su número aumento y por eso es que siempre tratarás de tenerlos contentos y de recurrir a su llamado cuando ellos lo requieran.

Por eso si tu principal motivación para iniciar tu propio negocio lo es el supuesto hecho que ya no vas a tener jefes, entonces estás totalmente equivocado por que en tu negocio propio tendrás muchos más jefes que antes.

Ser un emprendedor va por eso más allá de esa ilusión de ser tu propio jefe, ser emprendedor es una forma de querer vivir tu vida.

Mi historia personal sobre como sobrevivir a tener tu oficina en tu propia casa cuando inicias tu idea de negocios

1. La decisión de empezar tu idea de negocios desde tu propia casa. Cuando yo empecé mi negocio propio lo hice desde mi casa.

Fue una decisión arriesgada dado que en mi negocio tener reuniones con los clientes es una necesidad pero la verdad es que no tenía alternativa dado que en mi plan de negocios no quería incorporar los costos del alquiler de una oficina.

Yo tengo una familia con dos hijos que implican todo un presupuesto familiar que debía de seguir atendiendo y si bien contaba con la ayuda de mi esposa quien trabaja y tiene por ello sus propios ingresos, debía de cuidar el “cash” o liquidez de dinero que tenía al máximo y evidentemente alquilar una oficina implicaba un costo mensual muy arriesgado.

Felizmente todo fue muy bien y en 6 meses me pude mudar a una oficina que canjeé contra la prestación de mis servicios gracias a la generosa oferta de una cliente con la cual estoy muy pero muy agradecido.

2. La necesidad de hacer una separación física y mental de tu oficina en tu casa. Instalarme en mi casa fue todo un problema, tuve que adaptar un espacio especial para así “separar” lo que era mi casa de la oficina en una forma física pero también mental.

Me acuerdo que todos los días me levantaba, desayunaba, me afeitaba, me bañaba y me ponía mi traje (pantalón, camisa, corbata y saco) para ir a trabajar a mi “oficina”.

No importaba si tenía que salir de mi casa o no para atender un cliente, yo tenía y debía de comportarme como si fuera a un trabajo como cualquier otro y más aún si ahora se trataba de mi propio negocio. A la parte de mi casa, sólo entraba para almorzar y nada más dado que yo estaba trabajando en “mi oficina”.

3. La lucha diaria con tu familia para que entiendan que estás en “tu oficina”. El proceso de trabajar desde tu casa no es para nada fácil y la principal lucha es con tu misma familia.

Tu familia en principio no va a entender muy bien que está pasando y si tú mismo estás que te mueres de miedo por si tu proyecto de negocios fracasa imagínate los temores que tendrá tu familia.

Ocurre que a todos nosotros nos han enseñado e inculcado que debemos de trabajar siempre para alguien más, entre las tías escuchas siempre mira que bien le va a tal primo o a tal prima que acaba de ser nombrado gerente del banco tal o cual o mira al tío lo acaban de ascender en la corporación donde trabaja.

No esperes por eso mucho apoyo de tu familia, con que no te molesten será más que suficiente y ellos deben de comprender que por el hecho que estás trabajando desde tu casa no implica que te debas dedicar a los quehaceres de la casa, por que tu no estás en tu casa de vacaciones, tú estás en tu casa trabajando en tu oficina.

4. La Soledad del Emprendedor. Me acuerdo haber recibido miradas de escepticismo, burlas, temor o incluso agresiones de mi misma familia por lo que estaba haciendo. Jamás me dejé amilanar por ello, tú tampoco lo hagas y preparate a vivir lo que yo llamo “la soledad del emprendedor”.

Tu estás solo en tu proyecto de negocios y solo de tí depende sacarlo adelante y para ello debes de tener una fe ciega en tí mismo como emprendedor analizando como van el cumplimiento de tus metas y el desarrollo de tu plan de negocios. Trata de adaptarlo y ser flexible o incluso cambiar drásticamente el rumbo si las cosas no funcionan pero entiende que tú estas solo y la fuerza mental que necesitas para hacer realidad tu sueño de tener tu negocio propio la vas a tener que sacar de tí mismo.

La “soledad del emprendedor” es una de las cosas más peculiares que vivo día a día y que me da la adrenalina necesaria para seguir en esta forma de vida que he elegido. Tener un negocio propio es eso, una forma de ver y querer vivir tu vida y con ello transformar el mundo con tus sueños de negocios, ser emprendedor no es para nada una forma de ganar dinero o ser millonario.

5. Reuniones con los clientes. Como comenté al inicio mi negocio implica muchas reuniones con clientes que no podía llevar a mi casa al no ser apropiado para la imagen de negocio que quería proyectar.

De dicha desventaja obtuve una gran oportunidad para incrementar mi negocio dado que al no poder llevar a los clientes a mi casa opté por ir a sus oficinas o empresas cosa que me permitió darles un servicio diferenciado y de plena disposición.

Lo difícil, sin embargo, era la captación de nuevos clientes y para eso Starbucks me funcionó de maravillas dado que Starbucks tiene la gran ventaja de que cada quien paga su cuenta antes de que se produzca la reunión. Obviamente, cuando era necesario tuve que invertir en almuerzos o desayunos.

Al respecto, hasta ahora hago bromas con un amigo sobre una anécdota que me pasó  cuando me refirió a una potencial cliente. Dada la importancia de la misma la tuve que invitar a tomar un café en un sitio de más nivel de Starbucks y más tradicional donde se paga la cuenta al final del consumo. Tuve la reunión con esta potencial cliente y al final de la misma tuve que pagar la cuenta y nunca la pude enganchar como cliente … hasta ahora me bromeo con mi amigo diciéndole que yo soy el único que no solo absuelve consultas gratis sino que además le paga al cliente por absolverle sus consultas gratis.

6. Tecnología. Cuando tienes tu oficina en tu casa, la tecnología es vital e importantísima no solo por que facilita tu relación con tus clientes sino por que además esa tecnología muchas veces te dará la imagen de proyección profesional que necesitas.

7. Acuérdate que tu oficina en tu casa es algo temporal. Tu oficina en tu casa es algo que siempre lo debes de ver como algo temporal y debes de siempre ver cómo es que sales lo más rápido que puedas de tu casa.

Los clientes siempre ven con desconfianza que no tengas tu propia oficina y te impide captar nuevos clientes con mayor facilidad. Además si bien tu familia te ha soportado que invadas su espacio no debes de abusar de ello.

Suerte en tu proyecto y a triunfar.

De empleado a emprendedor o dueño de tu propio negocio, un cambio total de tu vida

Pasar de empleado a ser el dueño de tu propio negocio implica un cambio radical en tu vida para lo cual debes de estar mentalmente preparado dado que es un proceso en verdad duro.

Como dueño de tu negocio ya no hay nadie quien te pague tu sueldo o remuneraciones si no que tú debes de producir el dinero si es que en verdad quieres recibir algo de dinero para cubrir tus necesidades.

Como dueño de tu negocio propio no importa mucho si haces bien o haces mal tu trabajo, lo más importante es que si pudiste obtener dinero o no lo hiciste y muchas veces no basta con hacer bien tu trabajo por que si eso no lo complementas con una estrategia adecuada y global de tu idea de negocios entonces puede pasar que no llegues a vender nada y no tengas dinero o que vendiendo mucho tus costos sean demasiado altos e igual pierdas dinero.

Como dueño de tu propio negocio rápidamente te darás cuenta que un trabajo bien hecho un mes, dos meses o seis meses o más no es suficiente sino que tu trabajo debe de ser constante por que el mes que dejas de trabajar en forma adecuada pueda significar que tu idea de negocios no produzca dinero esa vez o que incluso pueda fracasar.

Con todo esto no es que quiera desanimarte, para mí la mejor opción es siempre tener un negocio propio pero debes de tener en claro que debes de estar preparado para asumir estos retos y debes de saber de antemano que tener un negocio propio no implica tener menos trabajo sino todo lo contrario pero el esfuerzo la verdad que vale la pena por la sensación de libertad que obtienes.

Por ello aspectos fundamentales que debes de tener en cuenta son los siguientes:

1. Cambia tu forma de pensar en forma inmediata, ya no eres un actor de reparto, ahora eres el protagonista de tu propia vida. No esperes que alguien te encargue o te de cosas, ahora tu mismo eres en tu idea de negocios y no va a existir nadie que te diga como hacer las cosas. Este aspecto psicológico es clave y muy duro y muchas veces por eso será preferible que empieces tu idea de negocios con un socio o más para que así psicológicamente se ayuden unos a otros en el reto de sacar adelante esa idea de negocios por la cual dejaste tu empleo (te recomiendo leer 20 secretos o consejos de un campeón olímpico para ser exitoso en la vida y un ganador en los negocios).

2. Aprende a delegar funciones. Si bien de tí depende ahora que tu negocio sea una idea de negocios rentable debes de tener en claro que tú no puedes hacer de todo y que por eso debes de aprender a delegar funciones sin que ello no implique las supervises y controles pero no cometas el error de querere hacer todo tu mismo por que eso te llevará a un stress y angustia de que el tiempo no te alcanza para nada (te recomiendo leer 4 Errores que Debes de Evitar al Momento de Iniciar un Pequeño Negocio).

3. Ten un plan integral de tu idea de negocios. Los detalles en una idea de negocios son importantes pero no son suficientes, todo tu negocio debe de funcionar como un todo integral donde todo su engranaje deben de funcionar perfectamente sincronizados y es por ello muy importante que tengas un plan integral que cuide todos esos aspectos (te recomiendo leer Cómo hacer un Plan de Negocios que lo lleve al Éxito en sus Proyectos o Ideas de Negocios).

4. Fíjate metas de corto, mediano y largo plazo y mide y mide y mide. Uno de los secretos del éxito de los negocios más rentables es que siempre están midiendo sus procesos y sus resultados. Esa medición les permite mejorar dichos procesos y resultados y para ello se deben de fijar metas concretas para que uno sepa si se están haciendo bien las cosas o no.

5. No tengas miedo al fracaso, eso es parte de toda idea de negocios lo importante es aprender y avanzar. Las más grandes y rentables empresas a veces fracasan pero lo importante es aprender de los fracasos y evidentemente hacer que los éxitos sean mayores que los fracasos. Mira por ejemplo a Google que permanentemente lanza nuevas propuestas y algunas tienen éxito y otras no (te recomiendo leer Cómo los errores y los Fracasos son el Camino Hacia el Éxito).

Haz realidad tus sueños y no te paralices toma acción hoy mismo pero de una manera racional.

Un emprendedor exitoso que empezó en los negocios a los 60 años luego de quedar desempleado

Iniciar un negocio propio puede ser algo aterrador para muchos por el miedo al vacío que significa tener que ganarse el dinero todos los días y no esperar sencillamente que alguien nos pague nuestros sueldos.

Cuando desarrollas una idea de negocios y te conviertes en un emprendedor no importará si cumples un horario de trabajo o si eres el más aplicado en desarrollar tus labores dado que nadie te va a dar un ascenso o te aumentará el sueldo o pagará un bono por que eres el empleado del mes.

Cuando eres un emprendedor lo único que importará será cuánto dinero estás produciendo y si estás logrando hacer que tu idea de negocios sea rentable o no, cosa que será una lucha constante y del día a día.

Ese terror es lo que los lleva a muchos a quedarse paralizados y preferir seguir siendo empleados toda su vida lo cual no es que sea malo en sí mismo sino que estamos hablando de opciones sobre como es que queremos vivir nuestras vidas.

En todo caso nunca debes de pensar que es tarde para empezar una idea de negocios.

El Huffington Post nos cuenta por ejemplo del caso de una persona de 60 años que se quedó desempleado cuando fue despedido cuando trabajaba para una empresa dedicada al negocio de Real Estate (bienes raíces o corretaje o compra venta de propiedades).

Este desempleado de 60 años llamado Bob Bernstein sabía que por su edad y por la crisis que pasaba la industria del Real Estate en Estados Unidos, iba a ser practicamente imposible encontrar un nuevo trabajo, decidió entonces reinventarse totalmente y se metió de lleno a desarrollar ideas de negocios por internet.

De no saber practicamente  nada, a la fecha ha desarrollado 12 websites de los cuales sólo uno ha llegado a tener relativo éxito. Todavía no gana lo que ganaba cuando trabajaba para otros pero es totalmente optimista y en una traducción libre de la entrevista dada en Huffington Post nos dice:

“Trabajo desde mi casa, estoy totalmente enfocado en lo que hago porque sé que todo es para mi familia y nuestro futuro, y yo estoy construyendo un negocio que es mío, en lugar de trabajar para construir el negocio de alguien más” … “Es absolutamente gratificante y satisfactorio por completo. Yo podría hacer esto dieciséis horas al día.”

Nunca es tarde para empezar y a veces tal vez necesitemos un pequeño empujón pero si tu sueño es ser un emprendedor y tener un negocio propio entonces comienza a tomar acción y haz que las cosas sucedan, tu éxito está allí … sólo debes atreverte a tomarlo.

Procrastinación vs. Oportunidades de negocios


Totalmente antagónicos son los conceptos que nos planteamos, sin embargo, conviene tener presente al momento de plantearse un negocio propio, que deberemos optar en muchas ocasiones por la decisión entre ambos.

Por la naturaleza propia del emprendimiento; “nadie obliga”, hay que hacerlo por uno mismo y con constancia.

Procrastinación

Se define este concepto como la naturaleza inherente al ser humano a dispersarse, perder el foco, dejarse llevar por la apatía, permitirse muchas licencias o simplemente no estar, pero en su expresión máxima y como debilidad a tener presente en el análisis FODA personal de cada emprendedor.

Oportunidad de negocio

Este concepto se define en cambio como una de las mejores campañas publicitarias, de las más eficaces, positivas y a su vez, extenuantes, agotadoras, constantes, sin límites, si o si, el emprendedor debe dedicar todo su tiempo al nuevo negocio y deberá encontrar la forma de lograr que los tiempos personales, estén equilibrados y cubiertos…¨ ¿no parece fácil?, nadie dijo que lo fuera.

ideas de negocios

Sólo evitando la procrastinación, tomando conciencia que si no estás, no participas, si no estás no eres, si no estás no existes y por lo tanto, no hay oportunidades de negocios.

¿ Cómo? pues evidentemente como cada uno sepa o pueda pero, siempre tomando conciencia de lo que es su objetivo, antes que de lo que le dice su mente o le pide su cuerpo, la idea es centrarse en lograr un negocio rentable, comprometerse con el concepto; nuevo negocio y estar abierto a las nuevas oportunidades.

Nuevos negocios: ¿Por qué fracasan las estrategias de Coaching?


Delicado, sin duda un tema delicado. Analicémoslo desde la experiencia y una gran dosis de sentido común. Claves de cualquier nuevo negocio y, por lo tanto, una poderosa guía de lo que “no funciona”.

¿Qué es el Coaching?

Aumento de la productividad, el compromiso y la vinculación, de los empleados de una empresa o todas aquellas técnicas creadas para lograr una apertura positiva, una conexión y un vínculo a una meta, un objetivo y a una superación.

En cualquiera de sus acepciones, habitualmente el Coaching, finalmente, tiende a fracasar.

Una de las principales razones es que…somos seres humanos y por lo tanto no somos máquinas, a veces, nos guían las emociones –al igual que toda campaña publicitaria exitosa- y al guiarnos las emociones nos precipitamos o no nos termina de convencer el cuento de la perfección, como válvula de escape.

ideas de negocios

Pero hay más el Coaching apela a sacar lo más positivo del ser humano, lo que está más oculto e integrarlo en la persona como forma de lograr un aumento de la productividad, eficiencia, creatividad, etc.

El Coaching es una forma de vida, para aplicar de forma exitosa el Coaching como forma de lograr un negocio rentable, es necesario que se tenga alma de emprendedor, no exenta de temores, el Coaching debe ser una forma de vida, una tendencia en el camino hacia el éxito, que para los emprendedores está íntimamente relacionado con el crecimiento como personas.

Los diálogos internos de un emprendedor, son simplemente únicos. Sólo aplicado como forma de vida, el Coaching funciona.

Un negocio propio, rentable y novedoso, requiere altas dosis de Coaching vital, para que el camino hacia el objetivo, se transforme en sí mismo, en un aprendizaje constante….para innovar, siempre.

Reciclaje del modelo productivo pre-crisis, nuevas formas de ideas de negocios rentables


Son muchos los pequeños negocios que han incluido las nuevas tecnologías en sus modelos productivos.

Hoy es más frecuente que nunca encontrar pequeños empresarios que utilizan Internet para promocionar su actividad. Sea el arreglo de bicicletas o las tartas a domicilio, los cierto es que las redes sociales han revolucionado la forma de hacer publicidad online.

Sea cual sea la actividad para la que está preparado, el desempleo puede plantearse como una oportunidad única de dedicarse a aquello que siempre soñó pero nunca se atrevió a dar el paso.

Antes de la crisis la red servía para la cobertura de hechos concretos: Conocer más sobre un tema de interés, conectarse con algún amigo lejano o enviar un correo electrónico eran los usos más frecuentes de la red.

La reducción de las tarifas para la conexión, unido a la masificación de las redes sociales y la toma de conciencia de encontrarnos en una plataforma conformada por las ideas de personas distintas, es lo que abre un abanico de posibilidades de información inagotables.

Internet se consolida como la plataforma de resolución de conflictos más rentable en términos de rentabilidad que jamás haya existido. En Internet se depositan las esperanzas y confianzas de toda índole de quienes en ella interactúan, despertando las capacidades intrínsecas al ser humano de una forma única, jamás antes lograda en la población del mundo.

ideas de negocios

El cambio del modelo productivo es innegable y se produce por un doble efecto; por un lado el agotamiento de un sistema productivo ineficaz y por el otro el creciente interés de los profesionales por trabajar desde sus casas sea cual sea su actividad.

Un abogado puede prestar servicios de asesoría online, un asesor financiero puede escribir manuales de formación y un ama de casa puede elaborar tartas para cumpleaños a pedido. Todos ellos pueden iniciar la prestación de sus servicios a través de la creación de su marca personal en Facebook y Twitter, de reglas iniciales de uso sencillas y 100% económico, incrementando el valor agregado de su emprendimiento, de su incipiente negocio propio y de su plan de negocio exitoso.

El reciclaje de la aplicación de las cualidades personales y su integración al nuevo modelo productivo está ahí, al alcance de la mano, únicamente a través de un objetivo definido, mucha constancia y perseverancia y un buen reciclaje entendido como la adaptación total, son sin duda… un negocio muy rentable.

Problema o solución: la actitud como punto de partida ante una nueva idea de negocio


La puesta en marcha de un nuevo negocio es un reto, un reto personal y profesional en el que se ponen sobre la mesa, no sólo las aptitudes en términos de formación, especialización, sino que además, lo que es aún más determinante y puede minimizar las capacidades para identificar oportunidades; la actitud.

Cualquier nuevo negocio, sea de la índole que sea, tiene un componente de riesgo que debe ser aceptado como parte del proceso, aceptado -que no incluido- en la adopción de estrategias o elaboración del plan de empresa, simplemente aceptado y tenido en cuneta a la hora de minimizar las debilidades y amenazas inherentes a todos proyecto.

No es menos cierto que la toma de conciencia con la actitud como variable determinante del éxito, es hoy por hoy una realidad avalada por las leyes físicas y por lo tanto, debe ser tenida en cuenta de una forma activa y proactiva.

La oportunidad está ahí, es más que evidente que los problemas se sucederán durante el camino hasta la consecución de los objetivos previstos ante un nuevo negocio, como la vida misma.

La clave es… ¿cómo tomaremos los problemas, como una nueva oportunidad o como un freno?

ideas de negocios

Mientras la toma de los problemas como un freno a nuestros objetivos deriva en la pérdida de oportunidades y el aislamiento frente a la competencia, la toma de conciencia que los problemas son parte del camino adoptado para lograrlo, abre un abanico de nuevas oportunidades para lograr el objetivo.

La balanza, las renuncias y los aprendizajes

A la hora de poner en marcha un negocio propio, es más que evidente que uno de los principales problemas a los que nos enfrentamos es la incertidumbre, la falta de seguridad y el establecimiento de un sistema de vida, en el que únicamente las ganancias generadas por nosotros mismos avalarán nuestro estilo de vida.

Sin embargo, si estas variables son tomadas como la oportunidad para ser parte activa de un nuevo modelo y por lo tanto de un nuevo comienzo y la oportunidad de ser autosuficiente, seremos capaces de enfocarnos en lo que realmente importa, la consecución de nuestros objetivos, no perderemos dicho foco y estaremos siempre en la dirección de lograrlo, sin que los problemas y obstáculos con los que nos encontremos en el camino, modifiquen nuestra actitud… que es finalmente quien establece las limitaciones.