Los problemas con los socios en una empresa, elaborar una estrategia de salida como parte del acuerdo de sociedad

Si usted tiene una idea de negocios lo usual es que trate de desarrollarla en conjunto con un socio o más socios y que juntos formen una empresa para llevar adelante el proyecto de negocios.

La búsqueda del socio ideal o perfecto es un proceso que debe de realizar con mucho cuidado dado que una inadecuada elección de sus socios podría llevar al fracaso su idea de negocios por más innovadora o prometedora que sea (al respecto le recomiendo leer Cómo Encontrar el Socio Perfecto para su Idea de Negocios).

Pero por más cuidado que usted tenga puede ser que se equivoque y que al final de cuentas tenga conflictos con el socio o socios que conforman la empresa y sea necesario ante ello romper la sociedad para que cada uno de los socios siga su camino en forma separada.

Puede suceder además que el negocio fracase por razones propias más allá de la calidad personal de sus socios y se necesite igualmente terminar con la sociedad.

ideas de negocios

En previsión de estas circunstancias es muy importante que usted tenga una estrategia de salida con sus socios si se dan esas situaciones.

Generalmente los estatutos de la constitución de una empresa establecen algunas reglas generales pero muchas veces las mismas no son suficientes y es por eso recomendable que en forma adicional se prepare un acuerdo de socios interno donde se establezcan una serie de reglas para terminar la sociedad o para decidir la salida de uno de los socios.

Este acuerdo de accionistas deberá ser hecho a la medida de las necesidades de cada empresa y las particularidades de los aportes de los socios y lo que se espera que ellos hagan en la sociedad. El acuerdo además, deberá ser hecho al inicio de la sociedad cuando no existen conflictos entre los socios.

Un abogado con experiencia en la asesoría de nuevas empresas lo podrá orientar en la redacción de dicho documento que deberá prever los conflictos futuros que pudieran surgir para así elaborar de antemano una estrategia de salida que le ahorrará en el futuro muchos dolores de cabeza.

Cómo empezar un negocio con un socio


El Wall Street Journal publica un interesante artículo sobre Cómo Empezar un Negocio con un Socio (How to Start a Business with a Partner).

Este es un tema recurrente cuando hablamos de negocios dado que normalmente siempre se inicia los negocios con socios. Nosotros hemos hablado también sobre este tema anteriormente (lea nuestro artículo Como Escoger al Socio perfecto para Desarrollar su Idea de Negocios).

El problema de los socios es que si no se elije al socio adecuado ello puede traer más problemas que beneficios y muchas veces ser la causa del fracaso de un negocio.

Por tal razón el artículo del The Wall Street Journal nos dice que lo primero que debemos preguntarnos es si en verdad necesitamos o no un socio.

La respuesta será afirmativa solo si el futuro socio tiene los recursos financieros, las conexiones vitales o habilidades que usted carece. Tome nota que muchas veces la mejor alternativa no será contar con un socio sino tal vez contratar a esa persona como contratista en el nuevo proyecto.

La comunicación es un elemento esencial en una sociedad y los socios deben de entrenarse en la habilidad de comunicarse y tal vez hacer pequeños proyectos previos de cooperación para ver si pueden interactuar eficazmente antes de pensar de meterse de socios en el desarrollo de una idea de negocios.

Los potenciales socios deben saber si comparten los mismos objetivos y si tienen valores compatibles y lo ideal es que las competencias profesionales se complementen entre sí.

Es importante preguntarse que va a pasar si mañana más tarde se quiere que alguien de la familia se una al negocio, o que pasará si alguno de los socios viaja y lo principal que es lo que se considera ético o permisible al momento de desarrollar el negocio.

ideas de negocios

Como siempre cabe la posibilidad de una ruptura, tenga especial cuidado al asociarse con familiares o amigos cercanos dado que en caso que el negocio termine mal tal vez también verá perjudicada su relación personal que tenía con su socio. Este tema requiere una especial atención si estamos ante un matrimonio donde los esposos son también socios de un negocio.

El matrimonio debe de saber distinguir sus roles como socios y como empresarios y tener hasta espacios físicos definidos de donde se tratan temas de negocios y donde los temas matrimoniales.

Una vez que decida que es necesario tener una sociedad con alguien, haga un acuerdo por escrito con la asesoría de un abogado y de ser el caso de contadores (recomendamos leer www.TuAsesorVirtual.com para el caso de Perú). Este acuerdo escrito debe incluir temas cruciales como reparto de beneficios, cláusulas de salida del negocio, funciones, responsabilidades y aportes.

Es importante que los socios establezcan rutinas de comunicación diaria como por ejemplo reunirse por lo menos dos veces al día a conversar o reunirse mensualmente a ver los objetivos del negocio.

Tomarse su tiempo en evaluar estos aspectos cruciales de una futura sociedad le permitirá además conocer más a su potencial socio y darse cuenta si ha hecho la elección adecuada.

La foto via Stock.Xchng

Si quiere leer el artículo en inglés del The Wall Street Journal puede acceder a él haciendo click aquí en este link

Como escoger al socio perfecto para desarrollar ideas de negocios


Karen E. Klein escribe en la revista Business Week. En un artículo recientemente aparecido en dicha revista, ella nos da algunos consejos para escoger a un socio para nuestra idea de negocios.

Obviamente que siempre está abierta la posibilidad de hacer el negocio sólo y ahorrarnos las potenciales complicaciones de entrar en una sociedad.

Los consejos que ella nos da son los siguientes:

1. Ser fríamente objetivo. Uno tiene que analizar al potencial socio de una manera objetiva en base a sus habilidades en los negocios y no por que tal vez sea mi amigo o amiga o sea buena gente.

2. No hay que duplicarse a uno mismo. Uno debe de buscar en el socio las habilidades que uno no tenga. Si yo soy bueno en las relaciones interpersonales, mi socio deberá ser tal vez alguien con la habilidad en las finanzas o en la organización para así complementar nuestras habilidades en el negocio.

3. Tomarse su tiempo. No hay que precipitarse al momento de elegir al socio, hay que hacer una evaluación adecuada y sopesar los pros y contras, sin tomar decisiones con la cabeza caliente.

ideas de negocios

4. Compartir el compromiso financiero. Todos los socios debe estar comprometidos financieramente con el negocio, deben de poner dinero o algo tangible económicamente para se sientan comprometidos con el proyecto.

5. Poner por escrito el acuerdo. El acuerdo de sociedad debe constar por escrito, con las reglas claras de la sociedad y darle las formalidades legales que sean requeridas.

6. Hacer un chequeo del pasado de los socios. Los socios deben de saber uno respecto al otro cual es su pasado y averiguar si no vaya a ser que por ahí algún socio ha tenido algún problema en otras sociedades, o problemas con los bancos que puedan afectar al negocio.

7. Asignar roles y responsabilidades. Cada socio debe de saber exactamente que va a hacer en el negocio para así no haber roces en el manejo de la sociedad. Al proyectar esa asignación de roles uno evaluará justamente si el otro socio es un complemento o sencillamente una duplicación de lo que ya se tiene.

Usted puede leer el artículo en inglés de Karen E. Klein en la revista Business Week haciendo click en este link