No siempre en un negocio todo es éxito, debemos de estar preparados para administrar las crisis de nuestra empresa

[ad#prueba][ad#Ideas de Negocios]

Tener un negocio exitoso que nos permita ganar dinero es todo un proceso. Uno va aprendiendo paso a paso y algunas veces los primeros pasos implican fracasar en los negocios iniciales. La verdad es que son excepcionales los casos en los que un emprendedor tiene éxito a la primera.

Un vez que hemos encontrado el negocio ideal para nosotros comenzamos a desarrollarlo y el camino encontramos muchos problemas que vamos venciendo y superando, algunas veces con mayor rapidez otras un poco más lento pero sentimos que nuestro negocio, a pesar de esos obstáculos sigue avanzando.

Hay momentos, sin embargo, que nuestro negocio entra en una crisis extrema y ciertamente que no conozco negocio que no entre a esa fase y es por eso que debemos de estar preparados para poder enfrentarla y prevenirla. En esos escenarios de crisis, muchas veces el emprendedor no tiene muchas herramientas para superarla dado que usualmente se tratan de fenómenos exógenos fuera de nuestro control. En este escenario de crisis ya no estamos ante simples obstáculos que superar sino que estamos en situaciones extremas.

Estas situaciones muchas veces son inesperadas como ocurrió por ejemplo con la crisis inmobiliaria de los Estados Unidos donde muchas empresas que giraban alrededor del negocio de la construcción sencillamente tuvieron que cerrar en cuestión de días.

Todo emprendedor debe de estar preparado para esos escenarios:

1. Elaborar un escenario de crisis extrema. Lo primero que se debe de hacer es elaborar un escenario de crisis extrema que se vaya activando conforme ocurran ciertos indicadores de crisis. Un error usual es no tener un plan de crisis y si uno lo tiene no activarlo en forma oportuna. Demorarme tal vez un mes en implementar mi plan de crisis, tal vez puede llevarme a perder más dinero.

2. Hacer un análisis de la situación de crisis. ¿La crisis se debe en realidad a factores fuera de mi control? Muchas veces sucede que la crisis viene por un efecto de la curva de crecimiento de una idea de negocios que al llegar a su madurez comienza a decaer paulatinamente. Es como cuando lanzo al mercado un producto nuevo como el iPhone, así su crecimiento sea espectacular llegará un momento que me dejen de comprar cuando todo mi mercado objetivo llegue a comprar el producto, lo mismo sucede con cualquier idea de negocios. Por eso al igual que lo que hace Apple con el iPhone, que para evitar esa desaceleración lanza nuevos modelos y diversifica creando nuevos productos como el iPad, nuestra idea de negocios necesita estar en permanente innovación.

Una empresa necesita así entender la crisis que vive para ver si en verdad la misma está fuera de su control o no. Muchas veces sucede también por ejemplo que un negocio crece más rápido hacia fuera que hacia adentro o viceversa provocando una crisis en la misma por ausencia de trabajadores o por exceso de los mismos.

3. El plan de crisis debe de incluir virajes extremos en nuestro proyecto de negocios. Debemos de estar preparados a que nuestro negocio en un escenario de crisis pueda virar hacia una línea totalmente nueva aprovechando lo más posible nuestras inversiones. Justo por eso es la necesidad que el emprendedor siempre tenga presente que debe de estar en la permanente búsqueda de negocios nuevos no solo dentro de lo que ya viene haciendo sino además en líneas colaterales.

4. El plan de crisis debe de incluir la posibilidad del cierre del negocio. Este es un factor importantísimo que se debe tener presente porque ocurre en muchas casos que la única solución posible para superar la crisis sea la de cerrar el negocio. Debo de estar preparado para esa alternativa y así contemplarlo por ejemplo en los contratos que pueda suscribir. Si alquilo un local debo de prever por ejemplo la posibilidad de resolver anticipadamente el contrato. Si compro una maquinaria debo de conocer cual podría ser su valor de realización inmediata si tengo que venderla rápidamente y saber en tal caso cual sería mi posible pérdida.

Nadie quiere las crisis pero muchas veces son escenarios inevitables y toda idea de negocios debe de estar preparado porque es un escenario que siempre puede suceder.

[ad#prueba]

Como hacer para pedir un aumento de tu sueldo o remuneración, 5 consejos para lograrlo

[ad#prueba][ad#Ideas de Negocios]

No conozco a nadie que se encuentre contento con el sueldo o remuneración que gana y por eso siempre todo trabajador o empleado se encuentra a la expectativa de un aumento de sueldo que le pueda dar su empleador.

Las grandes empresas tienen usualmente para ello momentos planificados en los que se evalúa a los trabajadores y se decide si procederá un aumento de sueldo o no.

Eso sucede en las grandes empresas pero en las medianas o pequeñas los trabajadores deben ser más proactivos si quieren obtener un aumento de sueldo dado que difícilmente su empleador le va a dar un aumento de sueldo y si se los da jamás va a ser el que uno considere que es el necesario y justo para el trabajo que se realiza.

En otro artículo les comenté sobre 7 Consejos para ser Promovido de su Puesto de Trabajo y Ganar más Dinero, pero ¿que pasa si ascender dentro de la empresa no es posible? En ese caso la único opción será negociar con tu empleador un aumento de sueldo y en el sitio MSNBC he encontrado 5 consejos para lograrlo que paso a reseñar:

1. Busca la mejor oportunidad para hacerlo. Hay muchos empleadores que se la pasan diciendo que no tienen dinero y que los negocios van mal pero tu como empleador sabes cómo es que va la empresa y si ha tenido o no un éxito económico para que precisamente abras la negociación de tu aumento de sueldo.

Otra excelente oportunidad es apenas hayas conseguido un logro importante dentro de la empresa. Incluso si en tu empresa hay momentos programados para pedir aumentos, hazlo cuando hayas logrado algo.

2. Ten claro cuánto es lo que vales. Como en toda negociación uno puede negociar con mayor tranquilidad y más fuerza si uno tiene confianza en uno mismo.

El valor de tu trabajo encuéntralo no solo haciendo una comparación en el mercado sino también evaluando cuánto es lo que crees que tu trabajo vale para tu empleador y para otros potenciales empleadores o empresas. Trata de averiguar sueldos referenciales en otras empresas de otras personas que hagan similar trabajo que tú. Esa investigación la podrás usar luego en la negociación del aumento del sueldo.

El valor es un concepto subjetivo y por eso es muy importante que explores cual es el valor que tu empleador te asigna que muchas veces es más alto al que tu te puedes imaginar debido a que el empleador la mayor de las veces tendrá que asumir el costo de entrenamiento de un nuevo trabajador si es que tu te retiras de la empresa por darte el aumento de sueldo adecuado.

3. Ten en claro cuánto vas a pedir de aumento. Acá tienes que ser creativo para lograr las mayores ventajas económicas que puedas en la negociación del aumento de tu sueldo.

No deberás de solo concentrarte en un aumento en dinero en efectivo. Muchas veces podrás negociar otros elementos que para la empresa sea más fácil otorgarte como tal vez mejor tu régimen de vacaciones o incluso tu horario de trabajo.

Trata de encontrar puntos que sustenten y legitimen el aumento de sueldo que pides. Uno mínimo y básico puede ser por ejemplo la inflación que pueda haber devaluado tu sueldo por el simple paso del tiempo pero no te sustentes solo en ese factor sino que sobre todo trata de “venderte” señalando las metas que haz logrado en favor de la empresa y cuánto es que esta ha ganado gracias a tu gestión.

4. Negocia amablemente. Acuerdate de usar toda tu simpatía para lograr el aumento y si bien debes de ser agresivo ello no significa que seas malcriado dado que vas a seguir trabajando con ese empleador y si no lo haces también debes de ser amable por que ese empleador mañana más tarde deberá de dar referencias laborales sobre tu persona.

Por eso, siempre conserva la comunicación en el más alto nivel de cordialidad.

5. Si nada te funciona considera cambiar de trabajo. Esta siempre es una opción que debes de evaluar y podrá ser tu eventual “plan B” en una negociación de aumento de sueldo por que muchas veces hay empleadores abusivos que son unos verdaderos cretinos que no valoran tu trabajo.

En la negociación de aumento de tu sueldo trata de evitar exponer este “plan B” dado que puede resultar extorsivo para el empleador, a lo mucho deslizalo muy suavemente en la mesa de negociación dado que es un factor que siempre está presente en toda relación laboral y por eso no es necesario que insistas mucho en ella.

En todo caso si decides renunciar, jamás lo hagas molesto o dañando la relación personal con tu jefe. Ese empleador mañana deberá dar referencias laborales de tu persona o puede ser un contacto más para hacer negocios si te decides a trabajar con ellos.

Puedes leer el artículo en inglés de MSNBC donde tomé las ideas centrales de este artículo haciendo click aquí en este link

[ad#prueba]