Tener un jefe o varios jefes, la diversificación del riesgo para generar más dinero al desarrollar un negocio propio

Muchas personas se quejan usualmente su jefe inmediato. Dice mi jefe es un tal por cuál, mi jefe me hace trabajar muchas horas, mi jefe es un necio entre otras frases usuales y recurrentes que seguro ustedes las han escuchado o las han usado.

Acto seguido esas personas miran a los emprendedores con cierta envidia porque consideran que el emprendedor no tiene ningún jefe y creen que por tal razón tal vez los emprendedores trabajan menos.

Lo anterior es un concepto totalmente errado. El emprendedor que tiene su negocio propio en verdad no tiene un jefe sino que tiene cientos de jefes tal vez miles de jefes. El emprendedor tiene tantos jefes como clientes pudiera tener en su negocio dado que cada uno de sus clientes será una persona que le demande toda su atención para poder tenerlo satisfecho en sus necesidades.

Pero he allí justo las ventajas de ser un empresario:

1. Diversificación del riesgo para prescindir de clientes tiranos y abusivos. El emprendedor si se encuentra con un cliente tirano o un cliente abusivo podrá fácilmente prescindir del mismo y buscarse un nuevo o más clientes. En cambio la persona que trabaja para alguien siempre estará sujeta a las tiranías de su jefe o de la corporación y si bien puede renunciar y buscarse un nuevo trabajo, resulta claro que las posibilidades de movilidad laboral son evidentemente mucho más limitadas que las que tiene un emprendedor para reemplazar clientes.

2. Diversificación de ingresos. El emprendedor al tener varios clientes o jefes lo que está obteniendo es una diversificación de sus ingresos dado que dichos ingresos vendrán de distintas fuentes. El trabajador en cambio tiene puestas todas las esperanzas de sus ingresos en el éxito de la empresa para la cual trabaja y en la “bondad” de sus jefes para darle algún aumento de sueldo o una bonificación.

3. Potencialidad de obtener más ingresos. El emprendedor tiene la verdad siempre la posibilidad de generar ingresos de las maneras más diversas, su única limitación será su propia creatividad. El trabajador en cambio tiene siempre limitados sus ingresos por más hábil, creativo o capaz que sea para la empresa para la cual trabaja quien a lo mucho lo designará como el trabajador del mes y le dará un bono de reconocimiento por haberse “portado bien” y tener “puesta la camiseta” de la empresa.

Si deseas aprender más sobre cómo desarrollar un negocio propio, encontrar ideas de negocios, ganar dinero en tus horas libres, tal vez te pueda ser útil el curso totalmente gratuito que he publicado en forma de videos. Puedes informarte sobre ese curso gratuito haciendo click aquí en este link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *