La regla de las “dos pizzas” del fundador de Amazon para reuniones productivas

En una corporación lo más improductivo que existe son las reuniones de coordinación o planeamiento. Sin embargo, se da la paradoja de que resultan indispensables para marcar las pautas del negocio.

Muchas veces lo que ocurre es que en la reunión hay 15 o más personas, algunas incluso conectadas vía video conferencia y lo cierto es que siempre hay a lo mucho 3 o 4 personas prestando atención, el resto está totalmente distraído esperando su turno para cuando en la agenda (es es que acaso hay una), hablen de lo que en realidad les interesa o tienen que informar y reportar.

Asimismo usualmente ocurren dos cosas:

1. Reuniones de arriba hacia abajo. Aquí tenemos el caso del líder de la empresa que organiza estas reuniones supuestamente para escuchar a sus colaboradores pero en verdad ya viene con ideas preconcebidas para “comunicar” y “ordenar” lo que se debe de hacer. No se produce así un dialogo de dos vías sino solo de arriba hacia abajo entonces los asistentes al final se preguntan ¿para que diablos me citan a una reunión donde ya todo está hecho? ¿por qué mejor no me envían por email lo que la “cúpula” ha decidido hacer?amzon

2. Reuniones de consenso. Aquí tenemos el otro extremo donde se busca en las reuniones consensos y acuerdos entre los asistentes y se da el fenómeno que al final nadie quiere ser crítico de nadie para evitar ser criticado cuando le llegue su turno. Los asistentes se levantan de la reunión satisfechos de los supuestos consensos y acuerdos logrados solo para llegar a su oficina a criticar esos acuerdos. ¿Si les parecían mal las propuestas por qué no lo dijeron en la reunión? Al final estás reuniones son peores que las anteriores.

¿Qué hacer entonces para que estas reuniones sean en verdad productivas?

Hay muchas formas y estrategias que los líderes de las empresas siguen y resulta interesante por ejemplo escuchar el consejo que nos da Jeff Bezzos, fundador de Amazon respecto a este tema.

Como se da cuenta en un interesante reportaje en The Wall Street Journal, él considera que la comunicación entre su equipo no era lo más conveniente dado que ello no iba a dejar fluir las ideas independientes que pudieran surgir y que pudieran beneficiar a su empresa. Como parte de ese concepto es que él adoptó el concepto o regla de las “dos pizzas” para reuniones corporativas.

Esa regla consistía en que en dichas reuniones jamás podían haber más personas que las que se pudieran alimentar con dos pizzas. Es decir prefería los “petit” comités a las grandes y muy improductivas reuniones.

Interesante consejo a seguir.