El negocio multimillonario de 7-Eleven como franquicia, un modelo de negocios que pueden seguir muchas empresas

Según reporta HP cada dos horas una nueva tienda de 7-Eleven se abre alrededor del mundo en un proceso de expansión que ha iniciado agresivamente esta empresa cuyas unidades de negocios se asemeja mucho a un supermercado pequeño, un mini market.

En Estados Unidos es muy fácil encontrarlas en las estaciones de servicio de combustible o al costado de las carreteras. Si en su país aún no ha visto una tienda 7 Eleven seguro que pronto podrá verlas cuando alguien lleve la franquicia.

Según Entrepreneur, 7 Eleven tiene un total de 6,723 tiendas en Estados Unidos y un total de 32,880 alrededor del mundo. De dichas tiendas las únicas que son de propiedad de 7-Eleven son 465 tiendas que ellos operan directamente. El resto son tiendas franquiciadas demostrando así el poder expansivo del modelo de negocios de las franquicias que puede convertir a un negocio en multimillonario sin hacer grandes inversiones directas.

La inversión necesaria para tener una tienda 7-Eleven en franquicia bordea como mínimo los U.S.$30,800 dólares americanos y puede llegar hasta los U.S.$611,100 dólares americanos dependiendo de una serie de factores que puede informarse directamente en el website de 7-Eleven.

Pero más allá del fenómeno propio de 7-Eleven, quiero llamar la atención como es que podemos transformar un pequeño negocio o uno mediano en un gran negocio si es que llegamos a construir un negocio consolidado y con identidad propia que pueda ser objeto de una franquicia. Adviértase que puede ser que una de nuestras tiendas tenga una utilidad neta mensual de solo 2,000 dólares americanos pero si llegamos a tener 100 tiendas similares nuestra utilidad neta mensual llegaría a ser de 200,000 dólares americanos y he ahí la importancia de abrir la mayor cantidad de tiendas para tener mayores ganancias que incluso se podrán ver potenciadas por las compras al por mayor que haremos a nuestros proveedores.

Muchas veces he visto negocios que con muy poca cantidad de dinero, tal vez unos 3,000 dólares, llegan a ganar unos 200 dólares mensuales o a veces 100 dólares, el emprendedor muchas veces se desilusiona pero lo cierto es que está logrando una gran ganancia dado que ningún banco le va a dar esa rentabilidad mensual de intereses por tan poca cantidad de dinero. Si el emprendedor ha logrado tener ese éxito lo único que le toca hacer es multiplicar la inversión, abrir nuevas tiendas y con ello ganar más dinero.

Como existe un límite en la inversión directa por parte del emprendedor, resulta ahí interesante que explore la posibilidad de una franquicia y es por eso que la noticia de 7-Eleven puede ser inspiradora para muchos de los que quieran dar ese paso.