La INFObesidad el nuevo mal de nuestros tiempos que las personas de negocios deben de tener en cuenta para tener éxito

La INFObesidad es un término que Alvin Toffler hizo popular en la década del 70 y que en inglés se dice INFObesity y que como ya estarán imaginando viene de juntar la palabra INFO de información y la palabra OBESIDAD. El término quiere hacer referencia al exceso de información que hoy día cualquier persona recibe por diversos medios y en especial por internet lo cual hace que se haga muy difícil procesar toda dicha información.

La existencia de la INFObesidad en nuestra sociedad moderna, nos obliga a manejar nuestras relaciones interpersonales y con ello las de negocios de una manera muy distinta a como se hacía hace apenas una década atrás.

El exceso de información sencillamente nos obliga a ser más rápidos y directos por que si no lo somos, no podremos captar la atención de nuestro interlocutor dado que éste al encontrarse bombardeado de información no nos prestará atención si es que nosotros no llegamos muy rápidamente a decirle lo que queremos.

Antes incluso del internet, esto ya venía siendo una tendencia en el mundo de los negocios y por eso es que existían una serie de técnicas como la técnica del ascensor o elevador que consistía en dar un mensaje lo más concreto posible, en menos de 60 segundos que era lo que se calculaba subía un ascensor en un rascacielos (la idea es que en el ascensor me encontraba con alguien que quería conectar para mi negocio y solo tenía la oportunidad de hablarle mientras que coincidíamos en el ascensor).ascensor

En esta sociedad actual, ¿tú eres rápido y directo al momento de hacer negocios?

Para poder serlo tu mensaje desde el inicio debe de captar la atención de tu interlocutor, las grandes introducciones ya no son admisibles salvo que obedezcan a una campaña de intriga para captar aún más la atención de tu prospecto de cliente.

Ahora ¿cómo me puedo conectar con alguien en 60 segundos o 2 minutos? He ahí el reto y para eso existen una serie de técnicas y estrategias que deben de aplicarse desde la redacción de un email, el diseño de un website hasta la redacción de una carta formal. Muchas veces por ejemplo, con las personas que vienen a practicar con mi persona, tienen que redactar documentos y al inicio son bastante dispersos y ahí les digo: “esta no es una novela de suspenso”, por qué es que tengo que esperar al segundo o tercer párrafo para saber lo que quieres decir.

No es que esta brevedad y el carácter directo que tienen que tener nuestros mensajes, sea mejor o peor al estilo anterior que existía, pero lo cierto es que es nuestra realidad actual y debemos de aprender a convivir con dicha realidad si es que queremos tener éxito en nuestros negocios dado que llegar con nuestro mensaje resulta vital para lograr ese objetivo.