¿Ahogado por las deudas? Refinanciar y consolidar todas sus deudas puede ser una alternativa

Existen a veces momentos críticos en la vida donde uno se puede encontrar en un proceso de transición que lo lleve a sentirse asfixiado por las deudas.

Puede ocurrir que uno se enferme, o que pierda el trabajo o que incluso sea estafado por alguien.

Claro que en un mundo perfecto uno debería estar preparado para todas esa contingencias usando una simple herramienta como llevar un presupuesto mensual de ingresos y gastos en donde se reserve una parte de dinero para emergencias.

Lamentablemente no vivimos en un mundo perfecto y nosotros mismos no lo somos y a veces podemos cometer errores personales producto de nuestra inmadurez o falta de conocimiento de la vida.

Sentirse asfixiado por las deudas no debe de llevarlo a sentirse mal ni avergonzado de usted mismo. Lo peor que puede hacer es tratar de esconder el problema y esconder la cabeza como una avestruz para no enfrentarlo.

“Nuestros errores son éxitos si nosotros aprendemos de estos” Malcom Forbes

Enfrente el problema de sobrendeudamiento y aprenda de los errores que lo llevaron a esa situación.

Antes que usted toque fondo con su problema de deudas existen dos alternativas posibles que debería de examinar. Una de ellas es la refinanciación de su deuda y la otra es la consolidación de la misma.

La refinanciación consiste en ir a sus acreedores y solicitarles más plazo para pagar su deuda. Así si usted tiene una hipoteca a 15 años y ya viene pagando 10 años, puede ir al banco  solicitar que le amplíen el plazo de la hipoteca para que pagando en mayor tiempo su cuota mensual se reduzca.

Advierta que al refinanciar la deuda sus intereses en el tiempo serán mayores y por eso usted debe de analizar las conveniencias de esta solución en su caso concreto.

La segunda alternativa es la consolidación de su deuda. Esto consiste que en lugar de tener varios acreedores concentre toda su deuda en un solo acreedor logrando de esta manera ventajas de tasas y costos.

Así por ejemplo si usted tiene una hipoteca a una tasa del 9% con un banco A y deudas en tarjetas de crédito del banco B, C, y D lo mejor sería acumular todas sus deudas hacia el banco A aumentando la línea de su crédito hipotecario. O incluso podría ir al banco Z si este le ofrece una mejor alternativa.

No sienta verguenza por su situación y negocie firmemente con sus acreedores y obtenga el mejor acuerdo de consolidación o refinanciación o una solución combinada.

Es importante en este proceso que usted visite a todas las potenciales entidades crediticias a fin de encontrar cuál de ellas le ofrece la mejor tasa y las mejores condiciones. Créame que va a encontrar sustanciales diferencias.

Tenga especial cuidado con los detalles. Muchas veces algunas alternativas aparentemente beneficiosas tienen costos encubiertos. Lo mejor que puede hacer es asesorarse por un especialista financiero o un abogado con experiencia en refinanciar deudas.

Acá no existen soluciones únicas sino que cada caso es especial y distinto. Refinanciar y consolidar son sólo dos alternativas pero existen muchas otras más dependiendo de cada caso concreto (le recomendamos leer una serie de artículos que hemos escrito sobre este tema haciendo click aquí en este link).

Aprenda de sus errores y salga adelante, su éxito sólo depende de usted.

La foto vía Stock.Xchng

Ideas de Negocios o Artículos Similares:

0 comments